COMO ALINEARSE CON EL PODER DE LA CONSCIENCIA COLECTIVA

La vida es como un rio que va fluyendo, con libertad, nadie la dirige, nadie la detiene, solo El espíritu puede contenerla, solo él puede edificarla. Los humanos como extensión divina del espíritu, somos también creadores pero no estamos desvinculados o aislados del espíritu creador supremo, somos sus instrumentos, mediante los cuales la creación se da, cada uno de nosotros es una parte del creador que disfruta aquello que ha creado, por lo tanto, nuestra libertad está en el fluir, en el amar, en el dejarnos ser lo que somos, lo que Dios ha creado en nosotros, cualquier empeño por pensar en que podemos hacer lo que queramos es a medias, pues la verdad es que no podemos crear más allá de lo que nuestro creador ya ha previsto desde antes de nacer para nosotros. Todo tiene un orden perfecto y nosotros no escapamos a él, ajustamos tal como las piezas de un rompecabezas, cada uno tiene su lugar y entre todos formamos una imagen construida por todos, pero nuestra imagen va mas allá, son las acciones de cada uno de nosotros las que forman esa imagen, una imagen en movimiento que se dirige hacia un lugar, ese lugar es la consciencia misma, la inteligencia y la libertad, es el amor, la unión de todos como hermanos. Somos una comunidad de almas y no entes separados y desconectados, de la misma forma, se da nuestra evolución, no se da de forma individual, sino colectiva, somos un organismo vivo en evolución, y cuando me refiero a un organismo vivo no me refiero al individuo sino a nuestro planeta tierra.

La consciencia de lo que hay que cambiar

Nuestro aprendizaje nos ha llevado desde la creación de nuestra vida individual, a la necesidad de unirnos para lograr los cambios que la sociedad necesita, ya que la sociedad somos todos, entre todos la conformamos. Muchas veces decimos que la sociedad está mal, pero lo decimos pensándonos como entidades aparte de la sociedad, simplemente porque nos hemos dado cuenta de que algo no está funcionando bien, pues si nos hemos dado cuenta de ello, tratemos de hacer algo para comunicarlo, para enseñarlo, para que más personas al igual que nosotros lo comprendan ya que si todos lo comprendemos o al menos la cantidad suficiente de personas, entonces tendremos un cambio.

Es importante comprender que si pensamos que no tenemos tiempo para dedicarlo a fomentar el cambio en nosotros mismos y en los demas, en nuestros hijos, familia, amigos, comunidad, entonces es porque no nos damos cuenta de lo vital que esto es, en realidad este es el verdadero sentido de la existencia misma, el cambio, la evolución y el crecimiento humano hacia una sociedad más evolucionada y cada vez más consciente de lo que es, de lo que somos, porque somos, entre todos somos algo, tal como millones de células conforman un cuerpo humano, millones de seres humanos conformamos el planeta tierra, y miles de planetas como polvo cósmico junto a millones de estrellas formamos una galaxia y miles de millones de galaxias conforman el universo … y podríamos continuar. Todo está unido, estamos unidos, somos el amor mismo. La unión es amor.

Nuestras células, una semejanza intima

Nuestras células cooperan entre ellas, se transmiten información para mantener la vida en el cuerpo y trabajan de forma coordinada, se alimentan, se reproducen, se regeneran, y de todo su trabajo diario se logra que existamos como individuos, así mismo, la sociedad debería funcionar, pero lo cierto es que existen grupos de células trabajando por su cuenta, toman el poder y luego someten a los demas, los ponen a trabajar por sus intereses personales, como si pudiesen crear un organismo aparte. La raiz del cáncer social es la consciencia de separación, células enfermas, porque la separación es egoísmo, es contraria al amor, la verdadera ley que todos debemos seguir es el trabajar siempre en función de un bien colectivo, dando lo mejor de nosotros mismos, cada uno tiene algo muy bueno para dar a los demas, un talento, un don, es algo que podemos hacer muy bien y que nos apasiona, y eso es lo que debemos hacer, debemos tener la valentía de hacerlo sin desviarnos o perder el tiempo en otras cosas, hacerlo sería el equivalente a pedirle a una célula presente en un órgano que haga un trabajo distinto en otro lugar diferente, pero con la diferencia que el ser humano mucho es más complejo que una célula, es capaz de realizar tareas perfectamente, aunque no este hecho para ello específicamente, aprende a hacerlo, por eso es importante centrarnos, concientizarnos y cultivar los pensamientos de unidad con la sociedad, para logar conectarnos con nosotros mismos y eso que deseamos hacer por nuestra sociedad, lo que nos apasiona, lo que sabemos hacer en medio de esa fluidez de la que hablamos en un principio.

De esta forma, es como mejor podemos servir al colectivo y a nosotros mismos, haciendo lo que realmente amamos, empezando por nosotros, el amor es ser lo que somos, y siéndolo es como mejor podemos contribuir a nuestro crecimiento personal y al de la sociedad, así es como podemos ser felices.

Al fluir, tenemos el poder de la corriente de la vida que nos lleva suavemente, pero con fuerza, sin que nada ni nadie pueda sacarnos de nuestro camino, allí radica toda nuestra fuerza y poder creador, en el fluir, actuamos según para lo que fuimos creados, no según nuestra voluntad egoísta.

COMO ALINEARSE CON EL PODER DE LA CONSCIENCIA COLECTIVA, EN PASOS

1.- Hacer la consciencia de que somos una unidad con el colectivo, con el planeta, así como los millones de células humanas conforman nuestro cuerpo. Así como millones de seres conforman la tierra, y como millones de estrellas forman la galaxia. Observemos como se mueve cada uno, como una unidad.

2.- Conectarnos con nuestro propósito, cada uno tiene un don, una labor, algo que puede ser muy específico, que nos apasiona y que podemos hacer muy bien, que nos permite fluir, que nos conecta y que puede ayudar a la comunidad, es un servicio y une, ayuda, lleva hacia el amor o hacia vivir de forma más armoniosa y mejor.

3.- Visualizar aquello que queremos lograr si aún no lo estamos haciendo, hasta alcanzarlo. Elaborar planes de accion, proponerse metas para dirigir nuestra energía y pensamiento creador, en su momento ejecutar las acciones pertinentes. Antes de la manifestación precede el pensamiento, pero hay que conectarse para entender el momento en el que debemos actuar para logar eso que deseamos.

4.- Vivir y trabajar con amor en lo que nos corresponde, sirviendo, con ética y moral en lo que hacemos, sin que el dinero sea el motivo para hacer las cosas, sino el servicio y lo que sea mejor a la comunidad, confiar siempre en la ley que dice que, si cumplimos responsablemente con nuestro deber con amor, la abundancia es la recompensa.

 

4 comentarios en “COMO ALINEARSE CON EL PODER DE LA CONSCIENCIA COLECTIVA

  1. muy bueno este articulo recordando lo vivido y la transformacion que cada informacion importante nos genera para corregir y avanzar sobre el caril de la inteligencia integral de nuestro ser. sigue caminando no te detengas

  2. Excelente artículo. Claudia, muy cierto. Yo completaría diciendo, el día que entendamos que lo que le hacemos a otros nos lo hacemos a nosotros mismos conoceremos la gran verdad. Todo somos uno.

    • Asi es matilde, gracias por tus comentarios, definitivamente vivimos proyectandonos en los demas y aprender a reconocernos, es un arte que vale la pena cultivar cada dia. Bendiciones.

Deja un comentario