EL AGRADECIMIENTO, UNA FORMA DE BIENESTAR

Hoy quiero hablarles acerca del agradecimiento, de cómo éste ha transformado mi vida desde que comencé a practicarlo todos los días.

Hace unos meses, me topé con un grupo de wats app, ellos tenían un programa de práctica de 21 días dedicado al agradecimiento, cada día contenía algo diferente relacionado con el tema, al principio, simplemente me fui dando cuenta de que tenía mucho más que agradecer de lo que era consciente hasta ese momento, pero luego fui comprendiendo poco a poco como el agradecimiento es un estado de consciencia, es una forma de vivir cada día, sin importar lo que ocurra.

Sin embargo, la magia comenzó en mi vida cuando me di cuenta de que al agradecer de antemano por algo y tratar de vivir en ese estado de gratitud, el universo me dio más motivos para agradecer, el dinero comenzó a alcanzarme para todo, los gastos inesperados se redujeron, en cambio llegaron ingresos sin siquiera mover un dedo, solo contestando una llamada telefónica. La gratitud es madre de la abundancia.

El hecho de sentirse agradecido cada día y vivir de esa forma, ya es en sí mismo un gran regalo de bienestar para tu vida. No se trata de que la vida sea perfecta sino de agradecer lo que tenemos como valioso, y también las cosas que no nos agradan tanto, ya que estan allí por una muy buena razón. Saber ser agradecido por todo es ser integrado y comprender la verdadera naturaleza del ser y de la vida.

La práctica constante de agradecer nos lleva a un estado de humildad ante la vida, de alegria y amor por lo que tenemos y somos cada día, sin importar las aspiraciones que tengamos y que tan lejos las podemos ver, cada día podemos agradecer precisamente por esas cosas que aún no tenemos, pero como agradecer desde el corazón algo que no tenemos? …. A través de nuestra imaginación podemos visualizar todo aquello que deseamos, y  en medio de esa imagen, agradecerlo, con la certeza de que viene en camino.

Al practicar el agradecimiento te vas volviendo más y más feliz, satisfecho, ya que el agradecimiento  jamás puede estar acompañado por la tristeza o la queja, simplemente te das cuenta de lo inmensamente afortunado que realmente eres, tomas consciencia de tu estado de gratitud natural, rescatas tu alma y tu sentir de la frustración, la inconformidad, el pesimismo, el dolor, el orgullo… etc, el agradecer constantemente por todo, mejora cada área de tu vida de forma mágica, y entre más lo practicas más cosas buenas vendrán a ti, tú tienes el poder de transformarlo todo en tu vida.

Al entrar en este estado de gratitud y eliminar de tu vida los estados negativos, por supuesto tu vibracion sube, se eleva cada vez más, ya que entre más agradeces más razones tendrás para agradecer, ya sabemos que el universo multiplica tus pensamientos y los construye como tu realidad.

Uno de los sentimientos que más disfruto ahora es el de cerrar mis ojos y sentir profundo agradecimiento, especialmente cuando no tengo ninguna razón en particular para agradecer, simplemente me digo a mi misma: Yo soy agradecida, y me siento tan agradecida, que la vida me abraza, me siento amada, protegida, me siento humilde ante la vida porque no espero nada más, no pido nada, ese estado es de plenitud, es mi momento de profundo agradecimiento donde solo existe ese instante de vivir en el presente.

También puedes agradecer por el pasado, por un problema superado, o por el futuro para crearlo, para sentirlo y hacerlo realidad, pero agradecer el vivir en el presente sin otra intensión que la de sentirte un ser agradecido para mi es lo máximo. Es un estado de rendición, la imagen que tengo de este sentimiento es estar arrodillada ante la magnificencia creadora de vida, siendo consciente de lo que soy y de lo que la vida pone a mi alcance y por eso agradezco y ese sentimiento en sí mismo es suficiente razón de ser profundamente agradecido.

Por lo tanto, si practicas el agradecimiento empezaras a sentirte cada vez mejor. Elevarás tu vibracion cada día más, y llamarás a las puertas de la abundancia en todos los sentidos.

Formas de practicar el agradecimiento:

1.- Agradecer cada día al despertar por todo lo bueno que hay en tu vida, tratar de hacerlo también por las cosas que consideres no tan buenas, encuentra en cada cosa negativa algo positivo para ti. Por ejemplo, si no tenemos trabajo, agradecer el tiempo libre, agradecer la posibilidad de encontrar una fuente de ingresos más abundante, agradecer el cambio de trabajo, agradecer por las nuevas personas que vamos a conocer en nuestro nuevo trabajo.

2.- Para lograr más abundancia económica, agradecer cada vez que pagas una factura, por tener el dinero para pagarla, agradecer al gobierno por cobrar lo que cobra y por tener para pagarlo, agradecer cada centavo que ganas, cada vez que recibes dinero agradecerlo mucho. Agradecer futuras fuentes de ingreso. Agradecer todos tus bienes materiales y provisión diaria.

3.- Para la salud, agradecer por el perfecto funcionamiento de los órganos de tu cuerpo, agradecer por la perfección del cuerpo humano. Agradecer tu forma. Tus capacidades físicas. Etc. Agradecer por todo el tiempo que has estado saludable y los momentos que esa salud te ha permitido disfrutar.

4.- Para las relaciones, agradecer todo lo bueno de la persona con la que quieres mejorar tu relación, enumerar sus cualidades, dar gracias porque lo que esa persona te puede estar mostrando de ti aunque aún no lo puedas ver con claridad.

5.- Escribir y enumerar tus bendiciones o cosas por la que estas agradecido con la vida, por ejemplo: tus dones, tu cuerpo, tu salud, tu vida, tu familia, amigos, vecinos, hogar, vehículo, tu ropa, etc. es una buena forma de comenzar a agradecer a la vida lo que tienes, de hacerte consciente de tu agradecimiento y por lo tanto de tu bienestar.

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.