LOS CUATRO ELEMENTOS EN ASTROLOGIA

En la astrología nos encontramos con los cuatro elementos que son: Fuego, Tierra, Aire y Agua, que se relacionan profundamente con nuestro equilibrio, nos orientan acerca de cómo lograrlo, para vivir una vida más plena y próspera, por eso hoy les contaré acerca del equilibrio de esos cuatro elementos.

Elemento Fuego: El primer elemento de fuego del Zodiaco es Aries, sigue leo y por ultimo Sagitario. El fuego se conecta con el espíritu, nos habla de la luz que somos, lo que anima la materia, la energía, el pensamiento superior. Aries se relaciona con la iniciativa y la fuerza de accion, el logro de objetivos. Leo nos muestra la necesidad de brillar y ser reconocido, tambien en las acciones que se emprenden y Sagitario es la conexión con la mente superior y la trascendencia hacia lo espiritual desde lo mas instintivo. Las personas con signos de fuego en general consiguen un sentimiento de identidad a través de encontrarse con su propia luz. En la vida de todas las personas es importante tener este elemento integrado en su vida, es la relación que se tiene con algo más allá de lo tangible o material, el espíritu. Se relaciona con nuestro propósito de existir y ser. A través del fuego conectamos con nuestro espíritu, el fuego de la vida, es llevar una vida con compasión por las personas, de sentimiento de unión con todo, de amor por todo como es, de plenitud, paz y confianza en que todo es como debe ser. Es creer y ser para poder hacer.

Elemento Tierra: El primer elemento de tierra es tauro, le sigue virgo y por ultimo tenemos a Capricornio. Los signos de tierra nos hablan del cuerpo según virgo, de los placeres terrenales según tauro y de las responsabilidades y el reconocimiento según Capricornio, todos estos aspectos son ingredientes de una vida equilibrada, abarcan el cuidado del cuerpo y la salud, el trabajo y el sustento, los placeres, la estabilidad, la comodidad, la belleza, la naturaleza… Son elementos fundamentales para la vida, ya que aunque somos fuego en esencia, nuestro cuerpo es el recipiente que contiene ese espíritu que somos, de su cuidado depende que popdamos cumplir con un propósito que es hacer lo que nos gusta, disfrutar la vida, tener abundancia y prosperidad haciendo todo de una forma responsable.

Elemento Aire: El primer elemento de aire es Géminis, sigue libra y terminamos con Acuario. Los signos de aire nos hablan de la mente, las relaciones, Géminis en la comunicación, la escritura, mente concreta, relación con los hermanos, el signo de libra abarca la relación de pareja, los socios, el equilibrio donde se unen dos individualidades para formar sociedades matrimoniales o comerciales, y el signo de acuario es la relación con la sociedad en general, donde nos importa el colectivo, nos unimos a grupos e innovamos para inducir los cambios que nos ayudan a evolucionar colectivamente. Las personas con signos de aire son inteligentes en general, desarrollan inteligencia emocional. En nuestra vida es importantísimo relacionarnos, aprender a comunicarnos, la forma en como recibimos lo que otros nos dicen, y como decimos o callamos lo que pensamos o sentimos, es vernos a nosotros mismos en los demas, es la comprensión amorosa que le damos a las personas. Los signos de aire también se relacionan con la mente, la forma como construimos estructuras de pensamiento para lograr la interaccion con nuestro entorno, donde la base se encuentra en la relación con nuestros padres, de nuestra relación con ellos depende la formación de muchas de esas estructuras, las cuales al madurar debemos cambiar en pro de mejorar nuestras relaciones y desempeño como padres y como seres sociales.

Elemento Agua: El primer elemento de agua es Cáncer, seguido por escorpio y terminando por piscis. El agua representa nuestras emociones, Cáncer representa a la madre y el hogar y allí se forman muchos patrones emocionales, nuestra madre es nuestro primer amor, la sensación de bienestar, de aceptación, alegria, o miedo por temor a la pérdida o desamparo. Con escorpio entramos en el terreno de la sexualidad que nos causa gran placer, pero también se relaciona con dependencias emocionales, la sexualidad es una puerta hacia el equilibrio de nuestras energías internas y donde mejor podemos trabajar con nuestras emociones, es un campo de transformacion a través de las emociones. Con el signo de Piscis las emociones son compasivas, e intuitivas, sentimos al otro como a nosotros mismos, con tanto desapego que desaparece la sexualidad, sin embargo a Neptuno regente de piscis se lo asocia con toda clase de vicios cuando está mal aspectado o cuando vibramos bajo o en el desamor.
Cuando tenemos un sano equilibrio, podemos llevar una vida saludable, esto ocurre cuando trabajamos en la integración de estos cuatro elementos.
Por ejemplo, si no cuidamos nuestras emociones, terminaremos enfermándonos.
Si no cultivamos nuestro espíritu terminaremos teniendo una vida vacía, carente de propósito, terminamos en adicciones y vicios, para llenar ese vacío, por ejemplo: adicción al trabajo, al sexo,  a medicamentos u otras drogas.
Si no cultivamos nuestras relaciones terminamos deprimidos y solos. Necesitamos a los demas para poder servir, para dar desde nuestro espíritu, para nutrir a otros, para trabajar nuestras emociones, para vernos como un espejo en las personas y poder evolucionar.
Si no cuidamos nuestro cuerpo, nuestra productividad, nuestra apariencia, nuestra vida peligra, podemos volvernos irresponsables y siempre sentiremos carencias y escases. Es muy importante nuestra conexión con tierra, disfrutar eso que hacemos y que nos gusta, tener tiempo de diversión y descanso, contacto con la naturaleza. Cuidar la alimentación.
Un equilibrio de los cuatro elementos se construye encontrando un propósito (Fuego), el cual siempre se relaciona con servir ya que somos fuego creador, somos uno, y en equilibrio con eso jamás dejaremos de dar, lo ideal es ganar la vida con ello, el servir a otros con lo que hacemos (Tierra) es algo que nos llena tanto que soltamos toda clase de dependencias emocionases (Agua) pues nos sentimos llenos, liberamos karmas y deudas del pasado, perdonamos, amamos, como consecuencia de ello nuestras relaciones mejoran (Aire). La consecuencia de ello es vivir en abundancia y prosperidad, las cuales no consisten solo en dinero, sino amor, salud, tiempo, belleza, alegria, relaciones, espiritualidad, trabajo, reconocimiento, exito, etc.

«Cuando encontramos nuestro propósito, y lo vivimos cada día, este nos ayuda a equilibrar los cuatro elementos, nos sentimos plenos y realizados. Vivimos eso que somos: Unidad con todo lo que existe»

Existen diferentes etapas en nuestras vidas, quizá debamos recorrer un camino antes de encontrarnos con nuestro propósito y desarrollarlo a plenitud, pero el camino mismo nos ayudará a transformar esas cosas que necesitamos cambiar para logar vivir una vida más plena. Parte de nuestro propósito en esta tierra es: Disfrutar de nuestra vida responsablemente, siendo amable con los demas y sobre todo con nosotros mismos.

Muchas personas aun piensan que no podran vivir haciendo aquello que aman, ¿Eres tú una de ellas?
Quizá la verdad sea que no podrás vivir si no haces aquello que amas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.