CONEXION CON LA MADRE TIERRA

Conexión con la Madre Tierra

“No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual, somos seres espirituales teniendo una experiencia humana”. Es lo que afirmó Pierre Teilhard de Chardin. Aunque pienso que esto es cierto, no es menos cierto que somos hijos de la tierra.  Es a ello que dedico el mensaje de hoy.

Conexión con la tierra

He tenido la dicha de experimentar esta conexión con la tierra en el último año. Sentir como estoy conectada a la tierra a través de la respiración. Con todo mi cuerpo sentirme como su hija de una forma muy real y fuerte, todos somos hijos de la tierra, hermanos más que ninguna otra cosa.

Conexión con el cielo

La conexión con el cielo es también muy importante ya que por encima de nosotros desde otros planos de manifestación somos una unidad con nuestra divinidad, padre y madre, formando una triada, lo que llamamos el espíritu o la santísima trinidad. Existen diferentes planos de manifestación los cuales van aumentando en vibración hasta llegar al creador o a la unificación de todo lo que existe. En cada plano los seres que lo habitan se conectan con la materia en la que viven llámense, por ejemplo, planetas.

Como es arriba es abajo

Estamos unidos a la tierra de la misma forma que lo estamos al cielo, como es arriba es abajo. La conciencia de esto nos permite tener un gran equilibrio entre nuestra parte espiritual y nuestra parte material. Nos permite abarcar completamente todos los aspectos de nuestro ser, pues si solo miramos la verdad de que el cuerpo muere y solo prevalece el espíritu entonces nos quedamos a medio camino. Sin integracion estamos incompletos y seguimos mas unidos a la ilusión que a una verdad integral de lo que somos.

Cuando conectamos con la tierra y con el cielo, somos productivos, tenemos un propósito, crecemos con las experiencias. Al mismo tiempo somos mas capaces de disfrutar plenamente la vida. Vivimos felices mientras aprendemos como lograr la integración para trascender. Todo esto es parte natural del proceso de la vida, sin apuros o autoexigencias innecesarias. Solo con amor. Las polaridades se van disolviendo.

Amar la tierra

Amar la tierra y estar conectados a ella es lo mismo, cuando la sientes, la amas, porque la reconoces como a tu madre, es exactamente un proceso de despertar a esta realidad tan básica de nuestra vida. 

Lo que se ama, se cuida, se nutre y te nutre. Por ello la conciencia de esta relación con la tierra nos lleva a hacer lo posible por cuidarla, por administrar sus recursos de forma sabia, por evitar el consumismo innecesario, incluso a llevar una vida mas cerca de la naturaleza.

Al amar la tierra amamos nuestro cuerpo y lo vemos también como algo sagrado y que se expande, una célula que es parte de algo mucho mayor. Eatamos unidos con todo lo demás, en una simbiosis, una gran danza Mágica. Nuestra visión del mundo se expande. Volvemos a lo sencillo.

Como conectar con la tierra

Lo primero que debemos hacer es preparar nuestro cuerpo, aquietarnos, hacer ejercicios de respiración y conectarnos con nuestro corazón, escuchar su latido, entrar en el ritmo propio del cuerpo.

También se pueden hacer ejercicios sencillos para mover la energía corporal. Mover todas las partes del cuerpo o hacer unas rondas del saludo al sol que se hacen en yoga, un poco de tai chi o simplemente una caminata por la naturaleza. Todo ello ayuda a conectar con la tierra.

Al estar en la naturaleza es más sencillo conectar con la tierra, sentados cómodos apoyados en un árbol, ponemos las manos sobre la tierra o sobre las raíces del árbol, en contacto directo, con ojos cerrados imaginamos que de nuestras palmas y pies salen como unas raíces que van hasta lo mas profundo del planeta. Podemos escuchar el pulso de la tierra.

La idea es conectar con esta sensación cada vez que podamos. Sentir que estamos conectados a la tierra, sentir como el aire que respiramos y que es continuo es producido por ella. De esta manera que nos gestamos acá para ir hacia nuevos niveles de conciencia y expansión.

Efectos de la conexión con la tierra

Reconectarnos con la tierra es un acto de reconocimiento de lo que somos. Muchas personas no tienen tierra en sus cartas natales, eso hace que sientan que no pertenecen a donde estan, les cuesta manejar asuntos normales de la vida. Tienen poca comprension de como actuar de forma práctica.

Al reconectar con la tierra, nos reconciliamos con lo fisico, con los procesos y ritmos naturales. Nos hacemos capaces de producir abundancia, prosperidad, conexión con el propósito, integración de la esencia femenina, disfrute, alegría, manifestación de los deseos, consciencia ecológica, sensación de plenitud interior, Amor.

Lo que nos pide gaia

Gaia o la tierra a traves de este enrraizamiento nos pide cuidarla. Nos pide difundir el mensaje para que cada vez mas se conecten a ella. Estamos en un trabajo como familia de la tierra para elevar las vibraciones del planeta.

En la conexion con Gaia encontramos el amor que como hijos le debemos a nuestra madre. Un proceso de profundo amor.

Nuestra madre tierra nos invita a enrraizarnos a ella, a reconocerla para elevarnos en conjunto hacia el renacimiento de una nueva era.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

shares